El Valle de Curicó es el segundo valle vitivinícola más grande en producción de vino en Chile, y en donde además es posible admirar la singular unión de la tradición familiar con la pasión por la tierra y el vino conferida por cada una de las viñas familiares que caracterizan la identidad de esta tierra llena de historia.

Ello porque se trata del lugar elegido por la firma Catalana Torres para construir, en 1979, la primera bodega moderna del país con la idea de almacenar por primera vez vino en estanques de acero inoxidable. Esto fue el puntapié inicial para transformar a esta privilegiada zona en el epicentro de la Modernidad del Vino Chileno, cambiando así radicalmente la cara al sector vinícola del país.

Aquí nace también nuestra Ruta del Vino Valle de Curicó, que es la asociación de 12 destacadas viñas: Alta Cima – Aresti – Correa Albano – Echeverría – Folatre -- Las Pitras – Miguel Torres – Millamán – Requingua --San Pedro –-Valdivieso y Viñedos Puertas; todas ubicadas en los valles de la ciudad de Curicó, caracterizadas en su mayoría como una idea de negocio familiar con tradición en el tiempo, en donde la dedicación y la pasión marcan con sello propio la elaboración de vinos de calidad.

Nuestra misión es presentar al Valle de Curicó como el mayor productor de vinos de Chile, potenciando al fruto de la vid como una especie exclusiva y de atributos inigualables.

Buscamos promover la tradición del valle en medio de la diversidad de nuestras viñas asociadas, mediante visitas guiadas y eventos especiales para entregar a cada visitante una amplia oferta turística. Un viaje en medio de grandes exportadoras que cuentan con avanzada tecnología de manejo integrado, pero también un recorrido por pequeñas viñas que gozan de la tradición familiar y del gran amor detrás de la producción vitivinícola.

Por ello, nuestras 12 bodegas asociadas en todos sus circuitos mezclan a la tecnología de vanguardia con la tradición, representando así a la gran industria del vino del Valle de Curicó, combinada con la elegancia de bodegas boutique con mágicas casas patronales y antiguos parques.